jueves, 25 de junio de 2009

IRÁN: ¿LIBERTAD O PODER?

Tras dos semanas de revueltas provadas por el amaño de las elecciones presidenciales para asegurar la reeleción del presidente Ahmadinejad, en las que el color rojo de la sangre de derramada de los manifestantes se ha mezclado en las calles con el verde de los partidarias del opositor Musaví, nos queda, a los occidentales que contemplamos cómodamente en nuestro televisor el espectáculo iraní, la duda de qué está ocurriendo realmente en aquel país.

Según lo aparecido en todos los medios de comunicación el fraude electoral ha sido evidente, pero... ¿qué se puede esperar de una dictadura? Además, extraña que el principal opositor, al que se tilda de reformista, sea uno de los prebostes del régimen desde los tiempos del derrocamiento del Sha Reza Phalavi. Si a ello unimos el que este movimiento de protesta, que algunos llamarían revolucionario, sucede en un momento en el que Irán se encuentra cerca de culminar su programa de energía atómica, lo que le permitiría desarrollar armamento nuclear con la consiguiente amenaza para el principal aliado de los EEUU en Oriente Próximo, Israel, todo resulta confuso.

Parece evidente que la población iraní anhela libertad, justicia y paz. Derechos estos que van indisolublemente unidos, ya que no son nada el uno sin el otro. Pero... ¿es ese el objetivo de los que dirigen las revueltas? o ¿se trata de una lucha de poder entre distintas facciones del régimen disfrazada de una confrontación entre conservadores y reformistas? ¿quizá algún país extranjero está interfiriendo en el curso natural de los acontecimientos?

Sería muy triste y lamentable que, nuevamente, los ciudadanos de un país fuesen manipulados como si de mera materia prima se tratará, en beneficio de un poder que les es extraño en cuanto que no persigue otorgarles sus derechos naturales, y el primero de ellos es la libertad del individuo.

domingo, 14 de junio de 2009

SINDICATOS: UNA MENTIRA

El papel de los sindicatos en la sociedad actual está cuestionado. Algunos, como CCOO y UGT se arrogan la representación del total de los trabajadores cuando sus afiliados son una ínfima minoría del total de los asalariados, y si medimos su representatividad por los votos que recogen en las elecciones sindicales podremos comprobar que no son siquiera mayoritarios pues la multitud de sindicatos independientes obtienen, en total, más votos que ellos.

Pese a todo esto, CCOO y UGT reciben dinero a espuertas del gobierno español: indemnizaciones por expropiaciones realizadas después de la guerra civil (¿existía CCOO entonces? La CNT sí... ¿por qué a esta no se la indemniza como le correspondería debido a la implantación que tenía en aquellos años?), comisiones por la gestión del plan de pensiones de los funcionarios, dinero para los cursos de formación, ... millones y más millones de euros.

Teniendo todo esto en cuenta, ¿a quién le puede extrañar que los dirigentes de CCOO y UGT no sean otra cosa que la alfombra extendida a los pies del gobierno? ¿Alguien puede esperar de ellos que organicen una auténtica movilización por el empleo en el país con más desempleo de toda la Unión Europea? (4.361.000 parados según las últimas estadísticas ofrecidas por el Comisario Europeo de Trabajo, el 21% de los parados de toda la Unión Europea).

Y es que los sindicatos, desde hace mucho años, sólo son una mentira. Traigo aquí las palabras del pensador Zygmunt Bauman, extraídas de su obra "Libertad", acerca de los sindicatos. Después de leerlas, todo queda explicado...

"... observadas desde la perspectiva de sus consecuencias a largo plazo, las luchas sindicales parecen haber logrado algo muy diferente. Con cada éxito, desplazaban las preocupaciones de los trabajadores un paso más allá de la jerarquía de poder en el lugar del trabajo hacia la libertad de elección individual y la autonomía fuera de la fábrica; progresivamente desactivaron los conflictos de poder, transformando la energía que liberaba el disenso en presión ejercida sobre el mercado de consumo. Inicialmente, la lucha sindical pretendía salvar, o ampliar, la dignidad y la autoestima de los trabajadores en las condiciones de subordinación continua y negación de autonomía personal dentro de los muros de la fábrica. Pero gradualmente ese teatro de la guerra por la dignidad humana se fue cediendo al enemigo, y se aceptaron plenamente las "prerrogativas de la dirección". Cada vez más, el esfuerzo sindical se centró en obtener para sus miembros una existencia privilegiada fuera del lugar de trabajo: las condiciones materiales necesarias para gozar de la libertad de consumo, para reafirmar la autonomía cedida en el lugar de trabajo en el nuevo y magnífico universo del mercado de consumo."

Y es que la última frase en negrita define a la perfección lo que parece ser la principal ocupación de los grandes sindicatos: "obtener para sus miembros una existencia privilegiada fuera del lugar de trabajo".

lunes, 8 de junio de 2009

CARTA ABIERTA A ROSA DÍEZ


Estimada Rosa Díez,

Me dirijo a usted como ex-afiliado a UPyD, y co-partícipe durante algo más de un año de un proyecto en el que me embarqué ilusionado después de escucharla en persona allá por el otoño del 2007. Y lo hago para expresarle mi abandono del mismo y las causas que me han llevado a tomar esta decisión, con la esperanza, probablemente vana, de que estas palabras sirvan para hacerle reflexionar y así, quizá, mi baja sea la última que se produzca en UPyD por los mismos motivos.

El proyecto que usted, como portavoz de UPyD, representa ha sido capaz de captar a los sectores más comprometidos de la sociedad con un sentido de la nación española moderno, progresista y que nadie defendía antes del nacimiento de este partido. Estas siglas, han ido aglutinando entorno a ellas a miles de españoles deseosos de que con UPyD llegara la ansiada oportunidad de renovar profundamente la vida política de nuestro país. Algunos, como yo, desde el momento de nuestra afiliación nos hemos implicado plenamente en dicho proyecto y trabajado por él allí donde se nos ha pedido.

Han sido meses de esfuerzo y dedicación, cediendo mi tiempo y mi dinero a favor de un proyecto en el que poco a poco, la decisiones del Consejo de Dirección del partido, me han hecho perder la ilusión y tomar la decisión de no trabajar ni un minuto más en su provecho.

Primero fue la orden de cerrar un foro de debate en internet, el foro Andalucía, en el que casi 200 afiliados y simpatizantes de UPyD intercambiábamos nuestras opiniones, aportábamos ideas, reflexionábamos sobre las mismas, y todo ello con un profundo respeto al resto de participantes y, sobre todo, al partido. Con ello, se nos privó de una herramienta que, tomando el lema ya conocido “nos unía”, y parece que precisamente eso fue lo que motivó su cierre. Y es que ustedes, con la excusa de que “UPyD no es un partido asambleario” han intentado cortar todas aquellas vías de comunicación entre afiliados que escaparán a su control.

Después, vino la designación en la prensa del cabeza de lista a las elecciones europeas, antes incluso de su aprobación por el Consejo Político, en lo que supuso un claro desprecio a la democracia interna y a los afiliados que formamos esta organización. Pero no fue éste el último desprecio al que nos hemos visto sometidos pues simultáneamente a la designación del cabeza de lista, se nos ofreció la posibilidad de participar en la elaboración del programa electoral concediéndonos ¡una semana! para aportar propuestas, cuando los encargados de elaborarlo dispusieron de más de dos meses después de cerrado dicho plazo. Lo mismo ocurrió con las posibles enmiendas al mismo. ¿Es qué no hay un solo afiliado de UPyD que pueda aportar añadir algo interesante a lo que las grandes mentes pensantes del Consejo de Dirección pergeñan?

Y es que cada vez más, y ya se ha podido ver en esta recién terminada campaña electoral, las ideas están ausentes de este partido y se recurre, en su lugar, a llamadas a la emotividad identitaria, más apropiada para los forofos de cualquier equipo de fútbol que para personas que reflexionan sobre los por qués de sus actos. Así, esta campaña ha estado dirigida desde alguna mesa en Madrid por algunas personas, supongo que de su entera confianza, que han llegado a enviar al llamado “autobús magenta” a recorrer las provincias españolas sin siquiera consultar el recorrido del mismo con los responsables del partido en estas provincias. ¿Tan “negados” somos? Podría seguir relatándole muchos ejemplos más, como su negativa a enviarnos unas fotos suyas y apenas unas pocas líneas de texto con su firma para poder dirigirnos con ello a los ciudadanos y se nos negó reiteradamente, pero no quiero aburrirla con estos pequeños detalles, porque hay otros acontecimientos que han supuesto todavía un desprecio mucho más grave a los afiliados.

Cuando tomé la decisión de militar en este partido suponía que, como afiliado, podría decidir plenamente sobre su futuro, y sé que no soy el único que pensaba así. Pero parece que esta idea no es compartida por el Consejo de Dirección, pues el reglamento para el próximo congreso que ha emanado del mismo priva a los militantes de la posibilidad de postularse para acceder al máximo órgano de decisión del partido, pues como todos sabemos al imponerse las listas cerradas y bloqueadas sólo podrán ocupar los puestos de dicho consejo aquellos que le acompañen en su lista. Esta concepción totalitaria del partido, por si fuera poco, contradice totalmente lo que el partido defiende para “fuera de casa”, entiéndase listas abiertas, pero parece que a los actuales consejeros estos escrúpulos democráticos no les crean ningún dilema moral.

Con todo ello, parece que el objetivo real de UPyD, lejos de la renovación democrática que usted pregona con tanto éxito, fuera consagrar una nueva casta partidista de políticos, con un idea de cómo gestionar el poder claramente antidemocrática, en la que no se admiten discrepancias ni matizaciones, y al que lealmente lo intente se le expedienta, pues no están dispuestos a que nadie dentro del partido pueda discutirles o controlar su omnímodo poder. Y es que se va a hurtar a los afiliados de toda capacidad de decisión y control, pues ni siquiera accediendo al Consejo Político podrían estos ejercer una labor eficaz de control del Consejo de Dirección por tratarse éste, según han previsto ustedes en el reglamento del próximo congreso, de un órgano hipertrofiado y por ello inoperante como órgano de vigilancia y control.

Dígame Sra. Díez, ¿dónde está la pluralidad de que tanto hace gala? ¿Cómo va a reformar la democracia española si su propio partido se rige por los métodos de siempre?

Espero que todavía estén a tiempo de retomar el impulso que nos hizo a muchos participar activamente de este proyecto. Nuestro país no puede permitirse otra oportunidad perdida.


Afectuosamente,

sábado, 6 de junio de 2009

VICTORIANO CRÉMER: UN POETA LIBRE

(Victoriano Cremer falleció el 27 de junio de 2009. Sirva este pequeño recordatorio de homenaje.)

El pasado domingo el diario El Mundo publicaba una entrevista con este poeta leonés que a sus 102 años lleva en la memoria un siglo de la historia de este país. De sus palabras emana la libertad del que ya no tiene peso que le frene ni deudas que le retengan.

Aquí dejo algunas de sus frases extraídas de la entrevista realizada por el periodista Antonio Lucas:

"Yo he escrito ya hasta en las paredes. En la cárcel y fuera de la cárcel. En momentos horribles de mi vida y en otros más serenos... No hay nadie que se atreva a hablar hoy como lo hago yo. Necesito 20 años más para decir todo lo que quiero decir..."

"Tengo casi 103 años y en la poesía sigo y seguiré. Por una razón muy sencilla: la poesía es para mí el procedimiento de expresión que mejor responde a mis necesidades. En la dictadura escribí poemas verdaderamente subversivos, unos textos del diablo. Había que hacerlo. Pero estoy convencido de que en la sociedad española, salvo excepciones, nadie sabe una palabra de poesía, ni de prosa, ni de nada. Vivimos un tiempo de analfabetos. Somos un país rico, negociador y olvidadizo. La prueba está en que muchos de los que llevan las riendas económicas y políticas son los mismos que andaban en la órbita del franquismo."

"... Hemos aceptado la imposición de los partidos únicos. Eso corrompe la democracia. ¿Dónde están los intelectuales? ¿La gente crítica de la Cultura? Pues casi todos convertidos en momias. Estamos como en la dictadura, donde sólo había intelectuales de salón. Hay mucho demócrata de vía estrecha. Y como no puedo ejercer de ciudadano libre ejerzo por libre de ciudadano."

"... ahora toca sufrir la avalancha de los pseudodemócratas. Han hecho de la democracia y de la Justicia un cuento, una burlería. Todo es una mierda. Ni esto es democracia real, ni la Justicia es lo que debiera ser, ni existe el socialismo. Aquí ya no hay conciencia de nada."

"... vivimos una gran mentira. La fatalidad de la vida española es que cada cambio nos hace perder algo más de pie. El panorama está tomado por mercaderes y ladrones. Tenemos un presente cimentado en dos pilares: la derecha cierta de Rajoy y la derecha engañosa de Zapatero."

"... Aquí sólo se apoya el catecismo, aquello que no invita a sacar los pies del tiesto. Y me asusta ver a los jóvenes de hoy, a los estudiantes. ¿Dónde están? Tienen que recuperar la conciencia de la sociedad, denunciar lo que está mal. Pero no, son más reaccionarios que nunca, no protestan. Es hora de una revolución..."


CANCIÓN PARA LA GUITARRA (Victoriano Crémer)

Y canto para adentro

porque no tengo afueras.

Me aprieto la guitarra

y siento la madera.

Se me llenan de música

las oscuras cavernas...

Yo soy yo, limitado

por carne sorda y venas.

Si alguna vez levanto,

los ojos de las cuerdas,

me siento fugitivo

de lo que vale y cuenta.

Y no me reconozco,

y me doy tanta pena

que enmudezco y me duele

la raíz de la lengua.

Por eso cuento y canto

para adentro las penas:

Porque me sueno a hombre

y me duelo de veras...

Y puedo decir: Hambres,

en plural; Vida Perra;

o simplemente Amor;

y escupir a la Tierra...

Canciones que me arranco

de las furiosas piedras

del montón de la sangre

que llevo siempre a cuestas.

Palabras con sentido,

efectivas vivencias,

No, sol, Luna, Nenufar

o Arcángel sin Fronteras.

Me escucho y no me importa

que los demás entiendan;

me basta con sentirme

el alma en la madera.

Que canto para adentro,

porque no tengo afueras.


martes, 2 de junio de 2009

DOS CUESTIONES SOBRE LOS JÓVENES Y LA EDUCACIÓN: ABORTO Y LIBERTAD.


Recientemente han coincido en la prensa dos noticias que muy pocos han tomado en consideración conjuntamente, pese a que las dos están muy relacionadas.

En primer lugar, el nuevo proyecto de ley del aborto del gobierno español, que permitirá a menores de edad pero mayores de 16 años abortar sin permiso paterno y también hará posible su acceso a la píldora postcoital sin requerir ningún control médico. Y apenas unos días después el estudio del Grupo Universitario de Investigación Social de la Escuela Universitaria de Jerez sobre la juventud andaluza que ofrece, entre otros muchos, los siguientes datos:

· 57,4 % de los alumnos entre 12 y 15 años han mantenido relaciones sexuales con penetración.
· 40,3 % de los alumnos entre 12 y 15 años han recibido clases de educación sexual.
· 17 % de los jóvenes ha usado la píldora poscoital.
· 19 % de los jóvenes ha mantenido relaciones sin usar anticonceptivos.

Habrá quien piense que la nueva ley del aborto es una medida adecuada para evitar los problemas que los resultados de este estudio evidencian, pero… ¿servirá para resolverlos?

Lo que demuestra el estudio sobre la juventud andaluza es que ésta, y por extensión la española, sufre unas graves carencias educativas que afectan decisivamente a su formación como personas autónomas, libres e independientes, capaces de diferenciar lo bueno de lo malo, lo que les conviene de lo que no, que no se dejen llevar por la corriente de lo más fácil, que no rehuyan del esfuerzo si la recompensa no va a ser inmediata. Y dentro de esas carencias, una gravísima, tremenda, de la que no se han ocupado nuestros gobernantes, es la de la educación sexual.

Efectivamente, los gobernantes se han preocupado y mucho de educar a nuestros jóvenes para la ciudadanía, es decir, de intentar inocularles los principios y valores falsamente progresistas que barnizan ideológicamente su proyecto político cuya única esencia es el mantenimiento en el poder, para lo cual manipular las creencias de los jóvenes con la complicidad de los medios de comunicación afines les resulta perfectamente posible. Lo que no les ha parecido conveniente, al menos hasta ahora, es educar a los jóvenes en una sexualidad sana y responsable, por que… ¿sabían ustedes que en toda la Educación Secundaria Obligatoria sólo se trata la sexualidad en un tema de la asignatura de Biología de 3º?

Parece que no interesa educarles en este sentido, que es mucho más conveniente para las finalidades del poder facilitar a los jóvenes el acceso al aborto y a la píldora del día después que educarles en la responsabilidad de los propios actos ayudándoles a prevenir los embarazos no deseados y la transmisión de enfermedades sexuales. No tiene ningún sentido, salvo que se quiera pervertir a los jóvenes moldeándolos de acuerdo con una cierta concepción ideológica, el exigirles la firma de sus padres para poder llevar a cabo su matriculación en un centro educativo o, por poner otro ejemplo, exigirles una autorización firmada de sus tutores para permitirles salir de dicho centro fuera del horario habitual y a la vez permitir a esos mismos jóvenes abortar sin conocimiento de sus progenitores.

Se educa a la persona para la libertad haciéndola consciente de las posibles consecuencias de su conducta, facilitándole la toma de decisiones mediante una información adecuada, ya se trate de sexualidad, política o consumo. Y esto es precisamente lo que falta en la educación que reciben la mayor parte de los jóvenes españoles en su propia casa, en la escuela, en la televisión. Y nosotros nos preguntamos… ¿por qué estas carencias? ¿a quién le interesa que esto siga así?