miércoles, 7 de octubre de 2009

LA DECADENCIA DE OCCIDENTE (I)

Creámoslo o no, occidente ya no es el ombligo del mundo. Querámoslo o no, es cuestión de un par de décadas que los USA y la UE sean poco más que un vagón cada vez más desvencijado en el tren del desarrollo mundial.

No se trata de que surjan potencias emergentes, aunque por supuesto el hecho de que China, India y Brasil trabajen duro para constituirse en las locomotoras de ese tren alimentándose de su cada vez mayor poder demográfico, militar y económico tiene mucho que ver. Tampoco son tan importantes factores como el que la innovación tecnológica haya dejado de ser un privilegio de estados como los europeos, Estados Unidos y Japón, por más que el que en China hayan sido capaz de desarrollar una vacuna contra la gripe A antes que nadie no es una simple anécdota. La decadencia de occidente tiene su raíz en un problema mucho más grave y profundo, encarnado en sus sociedades, propagado por su cultura e incubado desde su origen por sus políticos.

La decadencia de occidente es tan palmaria y a la vez tan negada por la mayoría que sólo puede entenderse como un virús que incapacita al enfermo para reconocer sus propios síntomas de enfermedad. Da lo mismo cuáles sean estos síntomas, el enfermo no reacciona. Que la crisis económica haya sido provocada por algunos que han obtenido beneficios multimillonarios durante muchos años y esté siendo pagada por todos los que humildemente colaboran con su trabajo diario a que la maquinaria social siga funcionando sin que se conozcan reacciones significativas de los paganos en ninguna sociedad occidental es uno de esos síntomas. Que la defensa de los derechos humanos en el mundo haya pasado a ser una excusa para presionar a aquellos dictadores que no son amigos y una mera incomodidad cuando se trata de llegar a acuerdos comerciales con ciertas tiranías es otro de esos síntomas. Que defendamos el derecho a trasponer a nuestra casa los valores de aquellos que en la suya aniquilan los nuestros es también otro síntoma.

La decadencia de occidente es, ante todo, ética: la ausencia de una finalidad moralmente aceptable en el devenir de sociedades e individuos.

Y de esto es de lo que hablaremos en próximas semanas...


3 comentarios:

  1. Maravilloso analisis. Oriente comenzo el circulo de la Historia, y evidentemente esta cerrandolo tambien.
    Abrazos desde Buenos Aires.
    Cari ("A traves de mi Lente")

    ResponderEliminar
  2. Querida Carina,

    Para mi que más que círculo va a ser espiral. Y lo peor es que no sabemos si la estamos recorriendo hacia dentro (lo que querría decir que habría un final) o hacia fuera (en una trayectoria infinita). El caso es que en este discurrir muchos van cayendo de múltiples formas diferentes mientras otros se aúpan sobre sus calaveras.

    ResponderEliminar
  3. "Hola.
    "
    "Antes de nada, perdona que te escriba esto como un comentario, pero es que no vi tu email en el tu blog
    "
    "Soy el webmaster de publizida.es
    "
    "
    "
    "Publizida BLOG'S es un ranking / directorio de clasificación de blogs en español, creado con el único propósito de dar a conocer los mejores blog's
    "
    "
    "
    "Registrando su blog en Publizida BLOG'S accederás al servicio de estadísticas gratuitas y podrás participar en el TOP.RANKING
    "
    "También puedes acceder a la valoración que los usuarios hacen de su página.
    "
    "
    "
    "Y lo mas importante...
    "
    "darte a conocer y aumentar el numero de visitantes a tu BLOG de manera totalmente gratuita.
    "
    "
    "
    "Si te interesa puedes darte de alta
    "
    "ALTA DIRECTORIO DE BLOGS
    "
    "
    "
    "o visitanos en ......
    "
    "
    "
    "DIRECTORIO DE BLOGS
    "
    "
    "
    "HTTP://PUBLIZIDA.ES
    "
    "
    "
    "Muchas Gracias por tu tiempo... y disculpa si no fue la mejor manera de darme a conocer.
    "
    "
    "
    "Un saludo.
    "
    "
    "
    "DAVID T.
    "
    "Webmaster de Publizida.es
    "

    ResponderEliminar

Participa de este espacio. Deja tus comentarios en el mismo sabiendo que sólo tu eres responsable de tus palabras. Partage cet espace. Laisee tes commentaires, tu es seulement le responsable de tes mots. Join in this space. Leave your opinions, only you are responsible of your words.